En Alemania, Italia, Reino Unido, España y Francia, por citar solo algunos países de Europa, se han visto obligados a tomar medidas extremas en vísperas del inicio de la Semana Santa, ante el aumento de los casos de COVID-19 y el inicio de un ‘tercer pico’ de la pandemia.

Esto en medio de protestas de la gente, cansada ya de tener que entrar en una nueva cuarentena, pero también en un escenario donde la vacunación no avanza con la velocidad esperada y las unidades de cuidado intensivo (UCI) están llegando a su capacidad límite.

En Latinoamérica la situación, aunque no es tan crítica, ya comienza a ser preocupante. Mientras países como Brasil y Perú no han tenido respiro desde el mes de diciembre, en otros como Colombia y Argentina ya hay indicios de una ‘tercera ola’.

Chile, por su parte, reporta más casos de COVID-19 en la actualidad de los que registraba a finales de 2020 e incluso países que en el último año no habían resultado tan afectados como Venezuela, Paraguay y Uruguay, ahora están reportando cifras récord de contagios.

Además, aunque ya se inició la jornada de vacunación en la mayoría de países, la cepa brasileña está llevando a un crecimiento alarmante de casos en la región. En Brasil, por ejemplo, prácticamente todos los estados tienen alerta roja por la ocupación en las UCI y en días pasados tuvo un promedio de 80 mil y 90 mil casos diarios, más que India y EE.UU.Brasil, en estado crítico

Con más de 12 millones de casos confirmados, Brasil se posiciona como el segundo país en el mundo con más casos de COVID-19 y el primero en Latinoamérica.

En los últimos reportes oficiales se registran casi 2.000 muertes diarias. Es decir, en ese país cada 50 segundos muere una persona por esta pandemia.

A su vez, la nueva variante de la COVID-19 detectada en Brasil (P1) ha aumentado el contagio en todo el territorio brasilero y amenaza a países fronterizos como Venezuela, Colombia y Argentina.¿Qué pasa en Chile?

Chile es el país del continente donde más rápido han avanzado con la vacunación, pero esto no ha evitado que en las últimas semanas se reporten cifras de 7.000 y 8.000 casos diarios (el doble de lo registrado en diciembre), datos que no se veían en el país austral desde mediados de 2020.

Esto llevó a que el gobierno de Sebastián Piñera mandara a confinamiento a más de 14 millones de personas, el 90% de la población.

ndicios de tercer pico en Argentina y Colombia

Precisamente, Colombia y Argentina figuran entre los países donde ya hay indicios de tercer pico, con aumento en los contagios en ciertos departamentos o provincias.

En Colombia, por ejemplo, hay preocupación por las altas tasas de contagio en Antioquia, Atlántico y Bogotá, entre otros.

Esto ha llevado a que el Presidente Iván Duque ordene medidas restrictivas adicionales como el pico y cédula y el toque de queda nocturno en los municipios donde la capacidad de las UCI supere el 70%.

México respira un poco, pero sigue entre los más afectados

El país de Andrés Manuel López Obrador fue uno de los más golpeados al inicio de la pandemia en 2020. Sin embargo, un año después de reportar el primer caso positivo de COVID-19, México parece tener un pequeño respiro.

Esto, no obstante, con un costo enorme, pues casi 200.000 mexicanos han perdido la vida por el COVID-19. Esto implica que México reportó 1.534 muertes por cada millón de habitantes, la tasa de mortalidad más alta de todo el continente.