Tristeza y desconcierto es el común denominador en los rostros de estos perros dejados a su suerte, pero que hoy tienen una segunda oportunidad.

Electra: esta pitbull de cuatro años, resume ese momento desgarrador en el que una mascota se da cuenta que sus dueños la abandonaron. El vídeo, grabado en un albergue, conmovió a miles de usuarios en las redes sociales, lo que permitió que su historia fuera contada y una familia la pidiera en adopción.