Tras conocerse el fallo de tutela 2018-00118 del Juzgado Octavo de Bogotá interpuesta por la Fundación Grupo de Acción y Apoyo a personas Trans – GAAT, que ordena al Ministerio del Interior expedir el Plan de Acción de la Política Pública Nacional LGBTI y crear un grupo técnico que se encargue del cumplimiento de las obligaciones, la Dirección de Diversidad Sexual de la Secretaría Distrital de Planeación (SDP) celebra esta sentencia por propender por la garantía plena de los derechos de esta comunidad.

El Director de Diversidad Sexual de la SDP, David Alonzo, sostuvo que “este fallo es una victoria para las personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero e intersexuales que residen en la ciudad. Si bien en el Distrito contamos con una Política Pública LGBTI, hay muchas decisiones que se deben tomar desde lo Nacional, como por ejemplo lo referente a la inclusión de las variables en los sistemas estadísticos y de información, el registro y seguimiento a violencias basadas en prejuicio, la regulación de la no exigencia de libreta militar a personas trans y el cambio de nombre, entre otros derechos que han sido, a su vez, reconocidos por la Corte Constitucional”.

Esta sentencia, que surgió a raíz de la tutela interpuesta por la Fundación GAAT, por la alta vulneración de los derechos a las personas LGBTI en Colombia, contó con la participación de la Dirección de Diversidad Sexual de la SDP quien intervino solicitando al Juez que fuera concedida bajo el argumento de que las políticas públicas locales no son suficientes si no hay una protección nacional. La Política Pública Nacional LGBTI existe desde la expedición del Decreto 762 de 2018, y el plazo de implementación del Plan de Acción contemplado en el mismo venció el 7 de noviembre de 2018.

“Esta sentencia acogió estos argumentos presentados a nombre del Distrito. Celebramos que se involucre a las organizaciones sociales en la construcción del Plan de Acción de la Política Pública Nacional”, expresó el Director.

La Fundación GAAT es una organización social que trabaja por la defensa y reivindicación de los derechos humanos y la ciudadanía plena de las personas con experiencias de vida Trans y sus redes de apoyo en Colombia, en especial en la ciudad de Bogotá. La dirección de esta fundación está a cargo de Laura Weinstein, mujer trans y defensora de Derechos Humanos.