En el marco del plan ‘Compromiso ReactivARTE’, el ministro de Cultura, Felipe Buitrago, lanzó hoy, en el Teatro Libre de Bogotá, el Programa Nacional de Salas y Carpas de Circo Concertadas, que entregará este año 5 mil millones de pesospara apoyar la sostenibilidad de estos escenarios en el país.

De izquierda a derecha Patricia Ariza, Teatro La Candelaria; José Ignacio Argote, Viceministro de Fomento Regional y Patrimonio; Ramiro Osorio, Teatro Julio Mario Santodomingo; Felipe Buitrago, Ministro de Cultura; Nicolás Montero, Sec, Cultura, Recreación y Deporte de Bogotá; Mónica Camacho, Teatro Tecal y Consejera Nal. Teatro y Circo y Ciro Gómez, Hilos Mágicos.

“Entendiendo las necesidades que afronta actualmente el sector de las artes escénicas, en 2021 aumentamos en 80% la asignación presupuestal para este programa, con lo que buscamos beneficiar a más de 180 salas de teatro y, por primera vez, a 30 carpas de circo de todo el país”, afirmó el ministro Buitrago. 

PUBLICIDAD.

Durante el evento, el Ministro de Cultura entregó la Medalla al Mérito Cultural a Ramiro Osorio por su invaluable aporte al desarrollo del sector cultural del país como académico teatral, gestor cultural y creador del programa Salas Concertadas hace 27 años.

“Las salas concertadas son espacios de libertad, donde se construyen esas nuevas ciudadanías que necesitamos en el país. Esta nueva fase del programa de salas concertadas, ampliado y renovado, va a continuar estimulando el desarrollo cultural en Colombia”, expresó Ramiro Osorio, director del Teatro Julio Mario Santodomingo.

Por su parte, Nicolás Montero, Secretario de Cultura, Recreación y Deporte de Bogotá precisó que: “Una sala de teatro es un esfuerzo que no se acaba. El trabajo de corresponsabilidad entre el gobierno y la comunidad es clave para fortalecer los grupos de las artes escénicas. Felicito al Ministerio por darle más vuelo a este programa de salas concertadas”.

Este programa renovado será más flexible en el uso de los recursos asignados y les permitirá incluir temas administrativos y de funcionamiento dentro de los rubros de inversión. Adicionalmente, los beneficiarios podrán participar, sin ningún tipo de restricción, en otros programas de apoyo a la cultura por parte del Ministerio como son: Concertación, Estímulos y la convocatoria Comparte lo que Somos.

A esto se suma la posibilidad de acceder a los beneficios de la política de Economía Naranja para el fortalecimiento del ecosistema cultural y creativo colombiano, entre los que se encuentra la convocatoria ‘CoCrea, un compromiso por Colombia’, que otorga el 165 por ciento en deducción de renta para quienes donen o inviertan en proyectos culturales (Decreto 697 de 2020). Para esta vigencia, el cupo de beneficios fiscales de CoCrea se duplicó a $317 mil millones. 

Asimismo, por primera vez en la historia se asignará una inversión de $700.000.000 al programa, con una destinación específica para promover la conservación del saber, las prácticas y la cultura circense tradicional colombiana, a través del apoyo a las carpas de circo.

A finales de febrero comenzará el proceso en el que podrán participar organizaciones artísticas, culturales y familias circenses tradicionales colombianas, que cuenten con un equipamiento cultural o carpa de circo, y que realicen programación continua de actividades artísticas y culturales en el país.

Según Amalia de Pombo, directora de Artes del Ministerio de Cultura, “esta nueva orientación del programa busca descentralizar la oferta del Ministerio vinculando 10 nuevos municipios que no cuentan con salas de teatro concertadas. Asimismo, amplía los beneficios a las artes circenses, que hoy cuentan con 250 carpas de circo en todo el territorio nacional”. 

Más sobre las Salas Concertadas

En el marco del Plan Nacional de Cultura (1992-1994), y bajo el liderazgo del ex ministro de Cultura Ramiro Osorio, se concibió el Programa Nacional de Salas Concertadas, con el fin de estimular, fortalecer y consolidar los procesos culturales y artísticos del sector las artes escénicas del país.

Cuatro años después, con la creación del Ministerio de Cultura, se puso en marcha una de las iniciativas que logró atender los intereses y esfuerzos de las organizaciones teatrales independientes del país, dándole un impulso crucial a las artes escénicas y convirtiéndose en una de las banderas de la administración pública del sector cultura hasta la fecha.

Las salas concertadas han fomentado la movilización creativa en Colombia durante casi tres décadas. Es en estos espacios culturales donde la memoria y la tradición cobran vida para promover el diálogo, la interacción y las producciones de colectivos y público interesado en este campo.

En 2020, este programa benefició a 116 salas concertadas de 15 departamentos del país, con una inversión de más de $2.760.032.000.

“Desde el Gobierno Nacional, las alcaldías y gobernaciones, el sector privado y la academia tenemos la responsabilidad de trabajar unidos para continuar fortaleciendo los escenarios culturales a lo largo y ancho del país. Es necesario aunar esfuerzos para continuar apoyando una programación de las artes escénicas permanente, que permita el acceso del público de todas las edades, en los diferentes municipios, a un teatro y un circo diversificado y de calidad”, aseguró el ministro de Cultura, Felipe Buitrago.