La familia Vanguardia está de luto, así como toda la región, pues hoy Santander perdió a un empresario que en vida utilizó su conocimiento, pasión, creatividad y coraje para enaltecer al departamento y sus ciudadanos.

Asumió la gerencia del periódico en julio de 1967, cargo desde el cual convirtió a Vanguardia en el medio más importante de Santander y uno de los más reconocidos de Colombia.

Entre los múltiples logros de su vida como empresario está la transformación y consolidación de Vanguardia, con nuevas técnicas gerenciales y administrativas. Además, se consolidó como uno de los empresarios más importantes en el sector informativo tras adquirir medios como El Universal de Cartagena, La Tarde de Pereira, Liberal de Popayán y el Nuevo Día de Ibagué.

También fue cofundador de la Agencia Nacional de Noticias Colprensa y presidió la Asociación Nacional de Diarios, Andiarios

Su amor por la región lo llevó a ser el precursor de la primera facultad de Comunicación Social de Santander, así como de la primera facultad de Economía de la región.

En el ámbito de la ganadería, otra de sus pasiones, creó y dirigió la empresa El Madrigal, con la que aportó un desarrollo muy importante a las diferentes razas bovinas, especialmente el Pardo Suizo, cuyos ejemplares han ido a acrecentar la raza en diversas regiones del país y han sido galardonados en las mejores ferias

Su excepcional ética de trabajo y su empeño y pasión por el desarrollo del departamento le merecieron grandes condecoraciones como la Cruz de Boyacá, la Orden al Mérito Industrial, la Orden al Mérito Ganadero y las máximas distinciones de la Sociedad Interamericana de prensa y la Gobernación de Santander.

Agradecemos sus mensajes de solidaridad y cariño en este duro momento por el que atraviesa la familia Vanguardia.