Si hay algo que caracteriza a Jorge Luis Pinto es su carácter a la hora de hacer valer sus parámetros como director técnico.

Y eso quedó demostrado una vez más, teniendo en cuenta que el entrenador santandereano decidió dar un paso al costado en la dirección de la Selección de Emiratos Árabes y todo indica que se debe a que no encontró las respuestas a su manera de trabajar.

PUBLICIDAD


“Uno tiene que estar donde está feliz para poder desarrollar lo que uno sabe. No estoy feliz, la verdad. A eso vinimos, a hacer un proceso largo. El que más soñó con el mundial soy yo, como cabeza del proyecto. Hay momentos en los que hay que darle la oportunidad a otras personas que puedan hacer ese trabajo”, aseguró el DT colombiano en rueda de prensa.

Pinto, quien llevó a Costa Rica a los cuartos de final del Mundial de Brasil 2014 y también se instaló en las semifinales de los Juegos Olímpicos de 2016 con Honduras, duró menos de cinco meses en el cargo.

El santandereano, también con éxito en Ligas de Colombia, Perú y Venezuela, entre otras, disputó tres partidos como seleccionador de Emiratos Árabes, con derrotas ante Uzbekistán y Bahréin y victoria contra Tayikistán.

Ahora el nombre de Pinto también suena para dirigir a Colombia, teniendo en cuenta los malos resultados recientes del entrenador portugués Carlos Queiroz.