Hoy comienza a regir la Ley de Garantías electorales en el país

El ‘reloj electoral’ para los partidos políticos con miras a las elecciones del 27 de octubre arranca de lleno esta semana, cuando se empiezan a dar momentos definitivos de estos comicios en los que se escogerán alcalde, gobernadores, concejales, diputados y ediles.

Atrás queda entonces el duro y complejo periodo de sesiones del Congreso, en donde los partidos no habían atendido de lleno este proceso electoral, por lo que se prevé que las sesiones entre julio y octubre en el Congreso no estarán tan activas, porque la campaña marcará ese periodo legislativo.

Para esta semana hay varios momentos definitivos: el primero es el que se cumple hoy 27 de junio, con el inicio de la Ley de Garantías, la cual prohibe la contratación regional nueva, esto para no afectar la imparcialidad que deben tener los mandatarios locales y departamentales en las elecciones.

Para el 31 de julio se tiene programado el inicio de la propaganda electoral a través de medios de comunicación. Para el 27 de agosto, también está previsto el cierre de inscripción de cédulas, a la vez que inician los espacios gratuitos en medios asignados por el Consejo Nacional Electoral, CNE.

El 27 de septiembre se conocerá de parte de la autoridad electoral si hay revocatorias de inscripción de candidaturas. En el calendario electoral prevé además que el 12 de octubre será la fecha límite para la realización de sorteo de jurados, el 20 de octubre es la fecha límite para la publicación de encuestas y la fecha límite para la realización de eventos masivos de campaña en espacios públicos.

El 25 de octubre es la fecha límite para postulación de testigos electorales y finalizan espacios gratuitos en medios de comunicación. Un día después inicia la ley seca y finaliza publicidad en espacio público y en medios de comunicación privados. El 27 de octubre será el proceso de elección en los diferentes municipios del país.

El Congreso tramita una iniciativa legislativa que busca eliminar la Ley de Garantías, pues considera que al eliminarse la reelección presidencial, ya no se necesita.