El encuentro contó con la presencia del alcalde de Yopal, Leonardo Puentes Vargas; el gerente del IDURY, Ricardo Corso Buitrago; el gobernador de Casanare, Josué Alirio Barrera Rodríguez; el Contralor Departamental, Antonio José Ortega Santos; el accionante de la acción popular en relación a este proyecto, Orlando Correa; la veeduría de la obra y la Comisión de Moralización, entre otros asistentes.

Frente al modelo de administración del Parque de Las Aguas, el Alcalde señaló que el IDURY viene adelantando hace varios meses, en acompañamiento de la Gobernación de Casanare, los pliegos para una invitación pública al operador que tenga mayor experiencia, que acredite la mayor capacidad técnica, financiera, de todos los sentidos; para asumir la prestación de este servicio bajo el esquema de concesión.

“Hemos dado la orden al grupo jurídico del IDURY para que esta semana estén publicados los pliegos de la convocatoria, que como hemos insistido debe ser abierta, con el ánimo de convocar a los comerciantes locales y a los mejores operadores de este tipo de atracciones. El modelo de operación va a ser de concesión, en donde el municipio va a preservar unas utilidades y una rentabilidad, pero sobre todo, a exigirle a quien entre a operar que debe hacer inversiones permanentes, mejoras y ejecución de nuevas atracciones que todavía están libres dentro de la infraestructura; lo más importante es garantizar unas tarifas asequibles, que nos den una gran oportunidad de competitividad”, agregó Puentes Vargas.

“Lo que estamos esperando los yopaleños y casanareños es que abra sus puertas y se convierta en el sitito de visita permanente de miles de colombianos que van a venir a conocer la ciudad. Como lo hemos dicho en todos los escenarios, esperamos que para el mes de octubre, en la semana de receso de los colegios, lo tengamos abierto, para que los niños puedan venir, especialmente los del campo; porque tenemos previsto que en los días de baja afluencia, podamos desarrollar un componente social en este escenario”.

Entre tanto, el  Contralor Delegado para Regalías anotó que “es motivo de orgullo para la Contraloría General de la República poder estar presenciando este tipo de eventos, en el marco de Compromiso Colombia; estrategia que hace seguimiento a proyectos de infraestructura por cerca de 4.86 billones de pesos a nivel nacional, que se están ejecutando a través de regalías y que se consideran críticos, por retrasos, suspensiones o prórrogas, que han impedido su finalización”.