En el marco de los lineamientos técnicos para ejecutar el Plan Nacional de Vacunación contra el Covid-19, el Ministerio de Salud estableció la responsabilidad que tendrán las IPS y EPS en las distintas etapas del proceso, que, de acuerdo con las proyecciones del Gobierno Nacional, buscará inmunizar a 35 millones de personas.

Al respecto, el jefe de la cartera de Salud, Fernando Ruíz Gómez, estableció que las EPS serán las encargadas de llamar a población a vacunar y las IPS serán las encargadas de vacunar.

«Hoy el país cuenta con más de 3 mil puntos de vacunación donde la población tendrá lugar, fecha y hora para tener su inmunización».

PUBLICIDAD.

Añadió que cuando la persona asignada llegue al punto de vacunación, el personal de salud verificará los datos, explicará el procedimiento que se va a realizar y procederá a la firma del consentimiento informado. A su vez, recibirá una explicación sobre eventos adversos, medidas de cuidado y generalidades de la vacuna.

Frente al portal Mi Vacuna, el ministro Ruíz explicó que «las personas podrán hacer el registro y postularse a ser candidato a la vacuna para que la EPS haga la respectiva validación».

Enfatizó en que «Mi Vacuna es un portal que estará alojado en la página web del Ministerio de Salud y Protección Social. Empezará a funcionar la semana entrante y las personas podrán consultar en qué etapa se encuentran para la vacunación, diligenciado un formulario con nombre y número de cédula»

Finalmente, el ministro Fernando Ruíz instó a la población en general a participar activamente en el Plan Nacional de Vacunación. «La vacunación es voluntaria y, por tanto, a cada persona se le debe preguntar si desea vacunarse. Si la respuesta es afirmativa, se agendará la cita para adelantar el procedimiento de vacunación».

En cambio, «si la persona se niega a la vacuna, se hará registro de la información sobre su negación», puntualizó el ministro Fernando Ruiz.

– Las primeras dos etapas del proceso de vacunación contra el covid-19 en Colombia incluyen al talento humano en salud, personal de apoyo y administrativo, que labora dentro de las instituciones prestadores de salud, tal como lo ha informado en las últimas semanas el Gobierno Nacional.

Por ende, son las EPS e IPS las responsables del envío de la información al Ministerio de Salud y Protección Social para el conocimiento nominal de cada una de estas personas. Sin embargo, el ministro Fernando Ruiz Gómez afirmó que solo el 76 % de las 426 IPS con Unidades de Cuidado Intensivo a nivel nacional ha hecho el cargue de la información de su talento humano en salud para ser inmunizado.

«Un mensaje de urgencia a las diferentes IPS del país, públicas y privadas, recordándoles su obligación de cargar la información de sus trabajadores de la salud y las personas no trabajadoras de salud que ayudan dentro de las áreas de cuidado intensivo. Ese 24 % esperamos que lo haga en el curso de esta semana para poder llegar al 100 % y empezar a vacunar a esos trabajadores de la salud», dijo.

También, de las 19.531 sedes a nivel nacional, registradas en el REPS, a corte de 1 de febrero, solo han subido la información 6.331, lo que corresponde al 32,4 %. Es importante tener en cuenta que para el cargue de esta información es necesario que todos los profesionales de salud estén registrados en RETHUS y que deberán incluir a personal administrativo y de apoyo.

Lineamientos técnicos

Asimismo, en el programa Prevención y Acción el jefe de la cartera anunció que el Ministerio de Salud y Protección Social elaboró los lineamientos técnicos para el desarrollo de la vacunación contra el covid-19, en los que se definieron las estrategias de seguimiento, monitoreo y evaluación, que servirán de asistencia y soporte a las entidades territoriales y demás organismos.

«Es muy importante que sean revisados, leídos por todos los que van a intervenir en la vacunación: alcaldes, EPS, IPS, secretarías de salud, etc.», expresó, ya que estarán disponibles durante dos días para emitir comentarios al respecto y proceder a la posterior publicación del documento final.

En ellos se establecen los objetivos del plan, así como su población objeto, la meta de vacunación, ruta, tácticas, programación vacunación segura, hasta el manejo de residuos, sistema de información, vigilancia, consentimiento informado, funciones por actor, y todo el proceso requerido para el almacenamiento y seguimiento de la vacuna.

Las entidades territoriales deben avanzar en un diálogo directo con EPS e IPS para identificar los puestos de vacunación que cumplan con las características para llevar a cabo, con todas las medidas de seguridad, el proceso de vacunación.

Además, deben adaptar e implementar los lineamientos nacionales de la vacunación, teniendo en cuenta el enfoque diferencial para las poblaciones vulnerables y grupos étnicos. Así como elaborar el plan de acción de la vacunación con los actores del sistema.

Dentro de sus funciones también se destaca el contratar al talento humano para la vigilancia epidemiológica y los equipos PAI, gestionar espacios de abogacía en la agenda política con tomadores de decisiones para la vacunación y realizar la vigilancia epidemiológica de los ESAVI.

«Igualmente, para los municipios, especialmente aquellos que tienen el almacenaje, custodia y distribución de biológicos, se incluye los aspectos que se debe tener en cuenta, la información que se debe acopiar del proceso de vacunación, los modelos de reporte de vacunación para el diligenciamiento. También, lo que tiene que ver con la inspección, vigilancia y control del proceso de vacunación que les corresponde a los municipios en todo el país», apuntó Ruiz Gómez.

Los lineamientos técnicos incluyen la elaboración y socialización de un plan de crisis liderado por un equipo multidisciplinario. De igual manera, se planteó un apartado de vacunación segura, que incluye diferentes elementos, desde la producción y control de la calidad de la vacuna, evaluación y garantía de la eficacia y seguridad, transporte y distribución, implementación de prácticas adecuadas de aplicación y uso del biológico, hasta la disposición de los residuos generados del proceso.

Por último, señaló el ministro, está todo lo relacionado con la plataforma PAIWEB 2.0, que es donde se consigna la información referente a la vacunación, el reporte de los posibles eventos adversos o sospechosos, y las acciones de farmacovigilancia que debe ejecutar el Invima, el Instituto Nacional de Salud (INS) y los propios entes territoriales.

Además, la inclusión de una estrategia de comunicaciones dirigida a la población general, para brindar información adecuada, transparente y veraz basada en la evidencia científica, estableciendo confianza en el proceso de vacunación para lograr la mayor cobertura en la población.

El ministro reiteró la importancia de revisar el documento. «Si tienen comentarios, nos los envían y, posteriormente, a lo largo de esta semana estaremos expidiendo los lineamientos finales para que todos tengamos el mayor alistamiento antes del 20 de febrero, cuando iniciaremos el Plan Nacional de Vacunación en territorio», expresó.