Debidamente instalado quedó este viernes el hospital de campaña en la isla de Providencia, en el marco del plan de emergencia para atender a la población afectada por el devastador paso del huracán Iota. Según el presidente Iván Duque, el centro asistencial entrará en funcionamiento la próxima semana.

El hospital cubre una superficie cerca de 500 mt2, situado en el área del patinódromo. «Vamos a contar con una serie de servicios absolutamente completos en lo que tiene que ver con consulta externa, atención de urgencias, salas de procedimientos. También, sala para aislamiento con una carpa especial, con una circulación particular de aire, para el manejo de riesgos respiratorios», señaló el jefe de la cartera de Salud, Fernando Ruiz Gómez.

PUBLICIDAD

El jefe del Estado habló en San Andrés después de liderar un Puesto de Mando Unificado para el manejo de la emergencia causada por el paso del huracán Iota y los daños ocasionados en Providencia, el territorio mayormente afectado y devastado por el fenómeno natural.

El presidente Duque destacó que bajo la orientación de Minsalud, con Defensa Civil y Cruz Roja, un equipo permitió la instalación de un hospital de campaña «orientado a patologías naturales de emergencias, así como patologías de base como hipertensión, diabetes y demás, y una carpa con condiciones para patologías de alta transmisibilidad como el Covid-19».

«Buscamos identificar a través de pruebas, hacer el aislamiento y evitar mayor contagio», indicó, agregando que hay un control epidemiológico que está en funcionamiento y se trasladó un personal del Instituto Nacional de Salud para agilizar esto.

PUBLICIDAD

Dijo además que hay personal de salud de San Andrés llegando a Providencia, y una brigada médica de profesionales raizales que están en otros lugares del país prestos a llegar para aportar en el proceso.

El presidente Duque advirtió que el proceso de atención y la reactivación de servicios, por la emergencia durará varias semanas, siendo el objetivo para la próxima tener el hospital de campaña prestando todos los servicios, el restablecimiento de servicios públicos, así como la limpieza del terreno.

PUBLICIDAD

«Este ha sido el reto más grande que ha enfrentado el Caribe», sostuvo el mandatario, quien añadió: «Estamos ante un reto de país y lo vamos a enfrentar y sacar adelante. Mi llamado es a la solidaridad, entre todos enfrentaremos los estragos de la ola invernal que golpea nuestro país».

Por su parte, el ministro Ruiz Gómez indicó que ya se montó el sistema de vigilancia epidemiológica y se instalará una sala de crisis para análisis y seguimiento de Covid-19 y de otras patologías que se presenten en la emergencia.

En cuanto a las donaciones para Providencia, el presidente explicó que la primera dama, María Juliana Ruiz, en alianza con Solidaridad por Colombia se habilitó la cuenta de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo y también la Cruz Roja.

PUBLICIDAD.

«Todos queremos ayudar–subrayó el jefe del Estado–, pero es importante que llegue lo que se necesite, una canalización unificada para resolver el tema de agua, completar la entrega a familias –la idea es tener la posibilidad de entregas periódicas-, así como colchones y colchonetas, en donde hemos avanzado en entrega de carpas y debemos buscar cerca de mil más. Y, finalmente, pañales para niños y niñas, y productos de higiene y aseo».

«El país tiene voluntad, capacidad y realidad de ayuda. Necesitamos unificar para que, sobre todo, el transporte y logística que es complejo, lo pueda hacer realidad», aseguró.

El ministro de Salud, Fernando Ruiz Gómez, destacó que en el hospital de campaña se contara con servicios completos en lo que tiene que ver con consulta externa, atención de urgencias, salas de procedimientos y una sala para aislamiento con una carpa especial, con una circulación particular de aire, para el manejo de riesgos respiratorios.

Adicionalmente, se instalará un laboratorio clínico para desarrollar todo el proceso de atención.

El hospital de campaña autónomo tiene capacidad para albergar al personal de salud y una planta eléctrica para mantenerlo en funcionamiento con un respaldo de energía.

Ruiz Gómez aseguró que este hospital permitirá durante los próximos meses mantener la capacidad completa de atención de primer nivel y atención específica de urgencias con posibilidad de movilización en ambulancia aérea hacia San Andrés o hacia otros lugares de Colombia para casos que lo requieran.

«Quedamos muy satisfechos con haber cumplido esa capacidad a la cual se le va a integrar el programa, ya montado desde el Instituto Nacional de Salud, de vigilancia epidemiológica, con un personal que ya se encuentra en San Andrés y Providencia y también con la administración de los programas para atención de la población con enfermedades crónicas, como diabetes e hipertensión», concluyó el ministro de Salud.