El amanecer del sábado le jugó una mala jugada al funcionario, cuando regresaba a su casa.

No faltaba mucho para llegar a su casa, localizada en Senderos de Sirivana, en Yopal, cuando unos desconocidos se le atravesaron a César Iván Velosa, director de la Fundación Amanacer, con el fin de atracarlo.

Velosa, quien en ese momento se dirigía a pie, tras haber compartido con algunos amigos en un sitio público cercano a Unicentro, y optar por no tomar taxi por estar cerca a su vivienda, recibió varios golpes que ameritaron que se dirigiera de urgencias al Hospital de Yopal.

Una vez evaluado y ser atendido oportunamente, se comunicó con el médico Guillermo García, quien además es familiar suyo, el cual le recomendó que viajara a Duitama con el fin de hacerle un chequeo por ortopedia, a una luxación de un tobillo causada por uno de los golpes.

Por esta razón, Velosa optó por su cuenta y riesgo salir del Hospital para ser atendido por García, quien es un reconocido ortopedista.

En relación con los golpes que recibió en la cara, los médicos de Yopal descartaron lesiones graves.

A Velosa los delincuentes le robaron varias de sus pertenencias.