• Por: Oscar Fernando Cortes H.
  • Comunicador Social Periodista
  • Especialista en Marketing Político

 Uno de los más graves problemas que tienen las personas es el de comunicarnos, a veces se nos dificulta expresar lo que queremos decir y como lo queremos decir, nos enredamos, los nervios nos invaden y finalmente terminamos diciendo, expresando, lo que no debíamos expresar o decir.

En los escenarios públicos y políticos a la mayoría de ponentes o candidatos se les dificulta expresarse, soltarse, expresarse  y todo por culpa de no saber dominar los nervios, no ordenar las ideas y sobre todo no AUTODOMINARCE.

¿Cuándo cayeron en  cuenta los políticos de que el lenguaje corporal era tan poderoso?

En 1960, Campaña para la Presidencia del Vicepresidente Richard Nixon y el Senador John Fitzgerald Kennedy, esas Elecciones serían un punto decisivo en la relación entre los políticos y el lenguaje corporal. Hasta el llamado “Gran Debate” que sería el primer debate televisado, los candidatos no empezaron a darse cuenta de que tenían que centrarse en su imagen visual y verbal.

Casi 50 años después, los candidatos a corporaciones y entes territoriales reciben una exhaustiva cobertura mediática; los votantes observan cada movimiento, bajo tal escrutinio, la gestión de su imagen es una labor para profesionales. Se trata de un juego de imagen contra objetivos, y el objetivo es ganar el voto.

No pierdas tu oportunidad por no saber expresarte. 

Necesitas Ayuda ???  Búscanos¡¡

oscar.cortes@soyelcambio.com

www.soyelcabio.com

Whatsaap3144162652