La política que se ejerce en la esfera pública no basta como escenario para comprender las relaciones de poder en una sociedad. De ahí que las propuestas de los ex congresistas Roy Barrera y Álvaro Uribe, hayan causado en el activo electorado Colombiano diferentes efectos, identidad, aceptación, rechazo, curiosidad y hasta indignación. Los dos transitan un camino en miras a un territorio Colombiano mejor, lo importante ahora será que cada una de sus proyecciones conlleve a mejoras, avances, reactivación, sin recaer en el sombrío pantano de la polarización.

Las posturas de los exsenadores, se encuentran en esquinas distantes, por lo que cada uno de sus   aportes podrían perturbar y/o integrar el análisis de las distintas longitudes que asume el poder y la acción de los abrumados en nuestra sociedad en las que la dominación tiende a excluirlos del debate y la confrontación pública.

El Expresidente y Ex senador Álvaro Uribe y el Ex senador Roy Barrera, el mismo 14 de noviembre, en SALA DE PRENSA, de manera individual e independiente y diferentes escenarios, relataron a nuestros seguidores cada una de los objetivos que sus  referendos por los mismos liderado los motivaron.

PUBLICIDAD.

Uribe Vélez, por su parte reseña que este proyecto viene desde hace muchos años, con varios intentos fallidos, sin embargo, la agenda del partido se conjugo con los proyectos que han venido liderando, resalta en su intervención “ El referendo debe ser de muchos movimientos sociales y partidos y no solo del centro democrático”. Pertinente en su alcance, al trazar 13 puntos de referendo, de forma clara que denota para muchos un cortafuego entre la paz y los avatares de las personas que la misma esperanza los ha reencarnado.

Por otra parte, el ex senador Roy Barrera, liderando el #chaoduque, lo motiva su conclusión de mencionar el peor daño que le ha hecho este uribismo radical a las instituciones ha sido politizar las fuerzas armadas y atacar la justicia” visualizando con su proyecto el regreso a la democracia con instituciones independientes  que se adapten a la realidad y  a los cambios de la sociedad.

El referendo independientemente de lo que incluyan sus consignas escritas, es un medio de reforma constitucional consagrado en el artículo 103 de nuestra carta magna, donde la participación ciudadana es el protagonista que se involucra de manera siempre voluntaria,  para con una afirmación o su rotundo no, demarcará la nueva ruta que tendremos por escudo y que andaremos con incertidumbre o precisión.

De izquierda, de centro o  de derecha, Colombia es un país muy bello, que conjuga la paciencia, la perseverancia y la esperanza, un territorio con sensibilidad humana donde sus gobernantes conscientemente deben empezar a liderar, lejos de fachadas, engaños y artimañas donde se derrumbe la hoy baja credibilidad.

Para cada ciudadano Colombiano este es un llamado para que el análisis responsable de todos integre esa participación política invisible, que en determinadas articulaciones sólo puede ser ubicado en el perímetro de la cultura popular que combinada con desaciertos históricos termina en acusaciones, quebrantos institucionales con identidad politiquera disfrazada de democracia.

Columnista. Lina Margarita Reyes González Dirección. Oscar Fernando Cortés Herrera