se conoce como ‘agotamiento de jurisdicción’.