Andrés Moreno decidió enfrentar un reto con grandes exigencias, con el fin
de motivar a otros deportistas a cumplir sus sueños, aún en tiempos
complejos como la pandemia.


Motivado por dejar una enseñanza para toda la vida a su hijo recién nacido,
el pedalista cumplió este reto en 14 horas.

PUBLICIDAD.

Cajicá, Cundinamarca. –Andrés Moreno, ciclista aficionado de 30 años, culminó uno de sus mayores retos: cruzar de Mariquita, Tolima a Cajamarca, Quindío en un término de 14 horas, un recorrido de más de 225 kilómetros en total.


Un ‘Retorompepiernas’ que surgió en la sala de espera del Hospital donde nació su hijo Nicolás, el pequeño que lo llevó sin pensarlo mucho a rodar por 4 departamentos: Tolima, Caldas, Risaralda y Quindío.


“Este reto surgió en el lugar más inesperado del mundo, el 6 de agosto de 2020 cuando esperaba con ansias el nacimiento de mi primer hijo Nicolás, yo quería darle un regalo diferente, algo que le quedara para toda la vida y con lo que motivara a otros deportistas a cumplir sus sueños”, expresó el ciclista.

PUBLICIDAD.


Gracias a un arduo entrenamiento diario, alimentación y trabajo mental, el ciclista que cuenta con el placer de haber participado en las 100 millas del Tequendama, la Copa Cundinamarca y Andes Epic logró sobrepasar las exigencias del terreno y el clima, convirtiéndose en el único colombiano en realizar esta hazaña en 840 segundos pedaleando.


“Este recorrido no solo lo hice por mí y por mi hijo, sino por todos los ciclistas de mi departamento, por los ciclistas profesionales y por quienes, como yo, somos aficionados pero que, por algunas circunstancias de la vida, nos dejamos rendir por los obstáculos del camino”.
Andrés Moreno, se retó, pedaleó y gano la victoria más grande: ganarle a no intentarlo.