En el Meta, cayeron varios guardianes del INPEC de la cárcel de Villavicencio, los cuales ingresaban de manera clandestina celulares, Sim-Card y demás elementos tecnológicos, los cuales eran vendidos a los internos en precios que oscilaban entre los 200 mil a 500 mil pesos, según la gama y referencia, los cuales eran utilizados para realizar extorsiones.

Lo que arrojaron los seguimientos es que estos equipos eran utilizados para realizar llamadas extorsivas a los diferentes gremios de la puerta del Llano y sus municipios aledaños, exigiendo a sus víctimas dinero por no atentar en contra de sus vidas y por dejarlos trabajar en la zona con normalidad.

PUBLICIDAD

Así pues, cinco dragoneantes del  Inpec fueron capturados, quienes eran integrante de la banda delincuencial denominada ‘Los Carceleros’, además, se dio la captura de otros dos integrantes, en Acacías (Meta) y Paz de Ariporo (Casanare).

Así mismo, se llevaron a cabo operaciones simultaneas en contra de la corrupción en las cárceles de Bogotá, Antioquia, Arauca, Atlántico, Boyacá, Caldas, Caquetá, Casanare, Cauca, Cesar, Chocó, Huila, Meta, Putumayo, Risaralda Sucre y Valle del Cauca.