De acuerdo con la propuesta del concejal de Bucaramanga, Francisco González, “como ponente del proyecto de presupuesto de 2021, estoy solicitando que la Administración Municipal incluya al menos $10 mil millones para ser pioneros en el país en la compra de vacunas contra el COVID-19”.

González Gamboa explicó que, de adquirirse las vacunas, “estas serían priorizadas, en primera medida, para personas mayores de 60 años, población con comorbilidades, personal de salud y personas en situación de vulnerabilidad como el Norte y Morrorico, donde hay mayores cifras de contagio”.

PUBLICIDAD.

El concejal ‘Pacho’ González indicó que “actualmente Pfizer y Johnson & Johnson están trabajando con pruebas de vacunas en el país y podrían ser posibles proveedores de ellas para que lleguen a Bucaramanga”.

El cabildante propuso que “a través del Isabu se puedan hacer estas adquisiciones par que seamos pioneros en el tema, teniendo en cuenta que el Gobierno Nacional no ha hecho pronunciamientos frente al tema, a diferencia de países como Ecuador que dijeron que en enero de 2021 tendrían vacunas disponibles”.

A esta iniciativa se suman los concejales Fabián Oviedo, Jorge Rangel, Christian Reyes, Carlos Barajas y Luis Fernando Castañeda.

¿Qué dice la Alcaldía?

Al respecto, la Secretaria de Hacienda de Bucaramanga, Saharay Rojas, afirmó que la propuesta tiene viabilidad y “podemos disponer de recursos que tenemos dispuestos contra el COVID-19 y cuentas maestras para lograrlo”.

PUBLICIDAD.

La funcionaria indicó que “es un asunto de primera necesidad la lucha ciontra el virus y la atención de las poblaciones vulnerables de la ciudad, aún más en este tema”.