La Administración Municipal avanza en un plan de acción para abordar la seguridad de forma metropolitana e integral, de la mano con la Policía Nacional, el Ejercito Nacional, Migración Colombia y la Fiscalía.

La única restricción que existe en movilidad de vehículos es el Pico y Placa, que rige en la ciudad para particulares y públicos, en el horario de 6:00 de la mañana a 8:00 de la noche, de lunes a viernes, y los sábados de 9:00 de la mañana a 1:00 de la tarde. Lunes, tienen restricción los vehículos con placas terminadas en 7 y 8; martes, los de matrículas finalizadas en 9 y 0; miércoles, las placas que concluyan en 1 y 2; jueves, los dígitos 3 y 4 y viernes, 5 y 6.

“Tomamos decisiones basadas y sustentadas con datos que nos benefician a todos. No vamos a afectar la movilidad de más de 400.000 familias que usan las motocicletas para transportarse, esto afectaría, aun más, la economía de nuestra ciudad”, expresó Juan Carlos Cárdenas, alcalde de Bucaramanga.

Asimismo, con los Gestores de Convivencia se busca tener presencia institucional en las 17 comunas y los tres corregimientos, ayudando a la solución temprana de conflictos y a la convivencia pacífica.

La incorporación de 300 nuevos policías, el mantenimiento de las cornetas en los barrios y el fortalecimiento de los Frentes de Seguridad, entre otros aspectos, hacen parte de la hoja de ruta para construir bienestar.

Las cifras evidencian que, en el último trimestre, se han desarticulados cinco bandas delincuenciales, como ‘Los Cadeneros’ y ‘Los Pitufos’, además efectuado 1.638 capturas por diferentes delitos y propiciado 35 allanamientos, entre otros resultados.