–Los jardines infantiles y colegios privados reabrirán sus puertas, respectivamente, a partir del lunes 8 de febrero y los públicos desde el 15 de febrero, aunque no será obligatorio el envío de niños y niñas, de acuerdo con la decisión adoptada por la alcaldesa Claudia López.

En total, 907 instituciones educativas de la ciudad están listas para reanudar clases presenciales, alternadas con virtuales, luego de presentar sus protocolos de bioseguridad y de ser habilitadas por las autoridades del Distrito.

PUBLICIDAD-

Entre las instituciones que retornarán a las aulas figuran colegios públicos, jardines infantiles y colegios privados, Instituciones de Educación Superior, Instituciones de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano, sedes del SENA y establecimientos de educación informal.

Según la Secretaría de Educación de Bogotá las niñas, niños y jóvenes de la ciudad regresarán a las aulas de manera gradual, progresiva y segura, a través del plan que se estructuró durante el segundo semestre del 2020, que no solo garantizará el derecho a la educación sino también el bienestar y la salud de toda la comunidad educativa.

Agrega que para Bogotá, regresar a las aulas es una decisión necesaria para mitigar los impactos de la pandemia en la salud emocional, el desarrollo físico y académico, e incluso en la seguridad de las niñas, niños y jóvenes.

La reapertura arranca tras ser levantada la alerta roja decretada para afrontar el segundo pico de la pandemia, dándole prioridad a la educación en Bogotá.

La Secretaría de Educación explica que la etapa de preparación para la Reapertura GPS, incluyó visitas de diagnóstico y acompañamiento a todos los colegios, en las que se evaluaron los espacios de aprendizaje, las unidades sanitarias y las áreas comunes, se verificó la ventilación de los espacios, se realizó una valoración de la ocupación real de las aulas y los espacios pedagógicos y se midieron y demarcaron las áreas.

La Secretaría de Educación explica que la etapa de preparación para la Reapertura GPS, incluyó visitas de diagnóstico y acompañamiento a todos los colegios, en las que se evaluaron los espacios de aprendizaje, las unidades sanitarias y las áreas comunes, se verificó la ventilación de los espacios, se realizó una valoración de la ocupación real de las aulas y los espacios pedagógicos y se midieron y demarcaron las áreas.

Luego de estas visitas, que establecieron las condiciones de los colegios y que fueron la hoja de ruta para la construcción de los protocolos, se realizaron obras de mejoramiento en 110 sedes educativas con reparaciones a baños, cubiertas, aulas y otros espacios de recreación, lo que significó una inversión de 20 mil millones de pesos.

Asimismo, se llevó a cabo el proceso de demarcación de espacios en aulas, áreas comunes y baños e instalación de la señalética en 175 sedes educativas, lo que permitirá que los estudiantes conserven la distancia y se eviten aglomeraciones.

De igual manera, a través de la Agencia Nacional de Contratación Pública – Colombia Compra Eficiente, la Secretaría de Educación realizó la compra de elementos de bioseguridad que garantizarán los protocolos en cada uno de los establecimientos educativos.

Se adquirieron 1.150 termómetros digitales, 1.248 lavamanos portátil autónomo y dual, 1.346 lavamanos pórtatil autónomo con dispensador, 11.211 bases para dispensadores y dispensadores en gel, 5.003 dispensadores de toallas, 4.809 tapetes biocomponente y poco más de 1 millón y medio de tapabocas para niñas, niños y jóvenes.

La Secretaría de Educación advierte que la reapertura también supone un desafío para los equipos humanos de la educación de Bogotá. Por eso, se diseñó un test de autoreporte de condiciones de salud orientado al personal directivo docente y docente con el fin de identificar las condiciones de vulnerabilidad: mayores de 60 años o comorbilidades propias.

A través del Plan de Reapertura GPS, Bogotá recomienda reportar los posibles casos de contagio y adelantar las acciones pertinentes a partir de la ruta establecida por la Secretaría de Salud. Asimismo, el plan sugiere llevar a cabo un rastreo y testeo semanal de pruebas serológicas durante un periodo de cinco meses, con el objetivo de adelantar acciones previas y prevenir los contagios.

Debido a que el cumplimiento de los protocolos es uno de los principios fundamentales para lograr una reapertura gradual, progresiva y segura, la Secretaría de Salud adelantará visitas aleatorias a los colegios para verificarlos.

Por último, la Secretaría de Educación comunicó que ya está definiendo el Plan de Vacunación contra el Covid-19 a Maestros y Maestras. Actualmente, se están compartiendo bases de datos entre entidades para definir la estructura operativa y logística del proceso de vacunación.